Pymes en parques, del desierto a ser parte de una comunidad

Por Martín Rappallini, presidente RedParques. ///

La mayoría de las pymes en la Argentina están acostumbradas a funcionar solas. El esfuerzo que hacen para ser sostenibles y competitivas es similar al que deberían hacer operando en un desierto.

En cambio, si una pyme forma parte de una Comunidad de empresas localizadas en un parque industrial, todos los beneficios que existen se amplifican. Por un lado, bajan considerablemente los costos en seguridad, servicios de limpieza, recolección de basura, capacitación de su personal, obras de infraestructura adecuada para la industria, seguros, áreas comunes, forestación, etcétera.  Por otro, cuando se relocaliza, accede más fácilmente a los beneficios crediticios e impositivos, e incluso encuentra adicionales.

Pero además,  cuenta con la seguridad jurídica de su capital en el tiempo, establece sinergias con las empresas de la Comunidad, puede impulsar que su cadena de valor se localice en el mismo agrupamiento, está conectada para generar mejores soluciones a problemáticas comunes,

Cuando una pyme se instala en un parque industrial es como pasar del desierto a un ambiente húmedo y fértil donde la misma biodiversidad existente potencia la vida y el crecimiento de cada especie con un impulso imparable.

La comunidad de pymes en un parque industrial amplifica todos los beneficios individuales.